Ideales

Los ideales han de ser una de las guías de la biografía de todo ser humano.

Toda idea que para ti no se convierta en un ideal, destruye una fuerza en tu alma; toda idea que se convierte en ideal crea dentro de ti fuerzas de vida.

Rudolf Steiner

Definición de ideal

De la Real Academia de la lengua

La RAE atribuye cinco significados a ideal;

adj. Perteneciente o relativo a la idea.

adj. Que no existe sino en el pensamiento.

adj. Que se acopla perfectamente a una forma o arquetipo.

adj. Excelente, perfecto en su línea.

m. Modelo perfecto que sirve de norma en cualquier dominio.

m. pl. Conjunto de ideas o de creencias de alguien. Siempre luchó por sus ideales.

Otra visión de los ideales

Desde Coaching biográfico proponemos otra visión de los ideales, basada en la cita expuesta antes de Rudolf Steiner

Una idea es un pensamiento que puede ser reconocida por toda las de manera objetiva. Sin embargo, cuando esta idea es llevada al corazón y la amamos, la convertimos en un ideal y podemos elevarnos mediante ella.

Los ideales como motor de la vida

Este ideal será el que capitanee, la manera de percibir el mundo mediante el pensamiento y, sobre todo, la manera de actuar en él, mediante la voluntad, convirtiéndose en propósito.

Se debe tener en cuenta que no muchas ideas pueden ser elevadas a ideales, pero aquellos que se metamorfosean de esa manera se habrán hecho propios e individuales.

Los ideales provienen del interior de cada ser humano

Los ideales nunca pueden nacer desde el exterior de la persona, siendo esta una gran diferencia con los mandatos del segundo septenio.

Por eso, a la hora de hablar de un ideal no se comienza la frase con Tengo que… o con el Debo…

El ideal personal dirigido hacia el futuro

El ideal está conjugado en un tiempo futuro, pero siempre ha de contar con una voluntad concreta para llevarlo a cabo.

Los ideales en la biografía

A lo largo de la vida se va modificando la relación que se tiene con los ideales

Tercer septenio

La adolescencia se caracteriza por la irrupción de la rebeldía, y el deseo de criticar el mundo heredado.

Esta rebeldía se caracteriza por la unión de varios elementos:

Rabia, producida por el inconformismo con el mundo que les ha tocado vivir y que ellos rechazan. A esta edad todavía no se puede dominar, ni transformar en algo que impulse a la acción.

Búsqueda de la autenticidad El adolescente requiere de verdad. No se creen aquello que se les trate imponer si no lo aceptan como cierto.

Ideales Aunque todavía de manera algo romántica, los jóvenes sueñan con mejoras en el mundo. No es el momento de tener claro el como llevar esos sueños a la realidad.

Cuarto septenio

Ya en la veintena la persona trata de aproximar su vida a sus ideales, mediante el desempeño de su profesión

La rebeldía que se sentía antes como rabia ha ido dejando paso a un ira que es capaz de transformarse en acciones concretas. El enfado con el mundo heredado se metamorfosea en acciones concretas destinadas a mejorarlo.

Séptimo septenio

La crisis de los cuarenta tiene mucho de cuestionarse como se está con respecto a los ideales que se tuvieron. Esta confrontación puede tratar de taparse o puede dar paso a una nueva apertura hacia lo trascendente.

Sea como sea la lucha por los ideales en cada momento de la vida será una de las facetas que puede hacernos más humanos.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad