Vida interna en el cuarto septenio

Vida interna en el cuarto septenio

Lo que caracteriza este cuarto septenio es la gran vida interna que se crea. Se llena el espacio propio fruto de aquel mundo interno que se comenzó a construir en la adolescencia.

Todo lo que ocurre en la vida interna responde a lo que se experimenta en la vida externa durante este septenio.

Primera recapitulación de la vida hacia el final de este periodo

Es el primer momento en que uno empieza a escucharse a si mismo, uno ya tiene un criterio personal y puede «tomarse en serio» a uno mismo.

Cuestionarse lo que la vida espera de uno

Hacia el final de este septenio (28 años) la persona recapitula por primera vez su vida y se plantea que espera la vida de él. Si está pregunta ni queda marcadamente respondida por haber encontrado una vocación ya sea en lo profesional o en lo personal aparecerá una gran frustración.

Lievegoed comenta que existe un consenso entre los investigadores de que los 28 años son la edad en la que comienza a aparecer un equilibrio entre la oleada de sentimientos y la objetividad.

Momento de comprobar todo lo aprendido

Llenarse de experiencias es la mejor manera de comprobar si todo lo aprendido hasta ahora es cierto. Ya no se está en la rebeldía del anterior septenio pero se necesita comprobar por uno mismo si aquello que aprendió le sigue siendo válido.

Además, se tiene, por primera vez una cierta perspectiva, una mejor visión y capacidad de análisis.

Según Lievegoed Aparece un mundo interno propio… con experiencias concretas sobre el comienzo y el final de la vida, el sentido y el sinsentido y la responsabilidad libremente elegida frente al hombre y las instituciones.

Ira frente a las injusticias del mundo

En esta búsqueda de lo que la vida quiere de uno puede producir la aparición de cierta ira frente a las injusticias del mundo.

Rudolf Steiner dice:

Nadie puede ser conducido de mejor manera a un juicio, seguro de si mismo, que aquel que sea capaz de arder en noble cólera frente a lo inmoral, lo innoble o lo necio.

Esta ira, a diferencia de la rabia adolescente se traducirá en acciones concretas tratando de canalizar ese descontento. Por eso la persona buscará pertenecer a asociaciones y ONGs o participar en acciones de voluntariado.

La personalidad

Resulta muy importante que en estos años se coloque una adecuada base que sustente lo que vendrá a ser la personalidad. Será un periodo en el que al internalizar las experiencias vitales se van formando los criterios que forjarán la manera de ser de la persona.

En este mismo sentido es un periodo en el que aparece por primera vez la objetividad. Para ello se deben tratar de analizar los hechos que le ocurren a una persona en este periodo de una manera desapasionada. Esto se puede hacer mediante una descripción de aquello que sucede, evitando interpretaciones, proyecciones hacia el futuro y comparaciones desde el pasado. Esto se debe comenzar a practicar, aunque no se alcanzará una objetividad plena hasta pasados los cuarenta años.

Riesgos en el cuarto septenio

En este septenio existen dos riesgos opuestos:

Probar y probar

Nunca dar un paso más adelante y quedarse en probar y probar. Es aquel que siempre espera encontrar algo mejor y cambia de trabajo como la abeja de flor. O también aquellos que van sumando parejas y que tras finalizar el primer enamoramiento y pasar a un nivel mayor de compromiso huyen e inician una nueva relación que abandonarán al alcanzar la misma fase.

Existe una cierta amenaza en el hedonismo extendido, una búsqueda desaforada del placer que le lleva a incrementar cada vez más experiencias cargadas de adrenalina. Se va incrementando el riesgo ya sea en la práctica de deportes de riesgo tipo puenting o parapente, en la búsqueda de placeres sexuales extremos o en el consumo de diferentes sustancias.

Estancarse demasiado pronto, sucumbir

Otro riesgo, es el opuesto; el de estancarse demasiado pronto  al comprometerse más temprano de lo que sería deseable. Estos individuos pueden sentir que no han tenido las experiencias que buscaban a los veinte y las buscan a los cuarenta años con el riesgo de dejar a familia y trabajo alcanzados en busca de la aventura de los veintitantos.

Según Rudolf Steiner, una persona que no trabaja en su desarrollo personal, será llevado natural hasta una madurez similar a la que se alcanza a los 28 años. Es decir, las personas que viven toda su vida en la inconsciencia parecería que siempre tienen esta edad a nivel de personalidad.

Creernos nuestro personaje de éxito

Puede que el rol que aceptamos para la vida acabé tapando nuestro verdadero Yo. Así dejamos de ser persona para convertirnos en un personaje que es aceptado y querido. Este hecho con el tiempo puede producir verdaderas crisis de identidad y problemas posteriores con la vocación personal.

Diferencia de la vivencia de este septenio entre los dos sexos

La psicóloga alemana Martha Moers, que investigó y publicó libros sobre la vida anímica femenina describe que la mujer llega a la madurez de la personalidad en torno a los 21 años, tres antes que el varón.

Detrás de este hecho se encuentra que muchas parejas se consoliden con el varón unos años mayor que ella. Además en la vivencia sexual femenina puede influir el instinto maternal más que en ellos.

Otra dificultad es que la mujer actualmente se enfrenta a la creación del hogar con la necesidad que se tiene de su calor humano y por otro lado se ha de incorporar al mundo laboral, ámbito que sigue mucho en los patrones masculinos. Esta incongruencia puede desembocar en un conflicto para ellas.

Más información acerca de los septenios

Aquí puedes leer más sobre los otros septenios:

Los septenios

Más información acerca de este cuarto septenio

Cuarto septenio biografía
En el Cuarto septenio de la biografía se viven multitud de experiencias

La vida externa

La crisis de los talentos

Los ideales

Contacta con nosotros para ver todo lo que te ofrecemos

Escríbenos un correo a contacto@coachingbiografico.es para que te enviemos las preguntas que te pueden ayudar a reflexionar sobre este cuarto septenio.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad