Aspectos negativos en la educación en el segundo septenio

Durante el segundo septenio la autoridad debe ser el principio rector de la educación. Sin embargo, algunos niños escuchan de sus padres o educadores algunas frases u observan algunos comportamientos que se les dejan marcadas muchas consecuencias.

Junto a los mandatos, estos aspectos se deben tener en cuenta en el coaching biográfico porque pueden dejar una huella que condicionará el comportamiento a lo largo de toda la vida.

Para evitar su repercusión lo mejor es llevarlos hasta la conciencia, por lo que a continuación vamos a enumerar algunos de estos aspectos negativos en la educación en el segundo septenio

Aspectos negativos en la educación en el segundo septenio

No recibir el ejemplo adecuado

Que el educador diga una cosa y haga lo contrario puede crear en el niño confusión. En el adolescente que ya está confundido de por sí, esta incoherencia puede producir, incluso, una reacción contraria.

Educar desde el chantaje y el miedo

Bien sea mediante castigos, incluso mediante recompensas, el condicionar una determinada respuesta a un comportamiento es una estrategia que no favorece el desarrollo de la persona.

Muchos adultos siguen comportándose por miedo a una consecuencia negativa perdiendo con ello parte de su libertad. Otros, en cambio no han desarrollado una autoestima porque todas sus acciones eran loadas y con ello siguen buscando una recompensa

Educar con condicionamientos

Educar mediante condicionamientos del tipo, los niños no lloran, las niñas no se ríen a carcajadas, los españoles son…en nuestra clase social… hacen que la persona se identifique más con su rol que con su verdadera esencia de persona

Generar culpa

Cuando la culpa entra por la puerta la responsabilidad salta por la ventana. Buscar culpables de un hecho no suele ser el mejor camino del aprendizaje.

Solo prestar atención a lo negativo

Crecí con una madre que pensaba que el halago debilita y como sabía que nunca iba a reconocer nada de lo bueno que hacía, empecé a portarme mal para que me prestara atención.

Ante esta confesión en una biografía resulta evidente que se debe prestar atención y que la mirada de una madre/padre es la mejor educadora durante el segundo septenio.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad