Los septenios

En esta sección de los recursos del coaching biográfico puedes encontrar la información de los diferentes septenios.

En este artículo puedes encontrar la explicación del sentido de dividir la vida en períodos de siete años

Aquí puedes encontrar todo lo relacionado con los primeros siete años de vida.

En ellos, fundamentalmente se crece y se desarrolla el niño físicamente.

El niño de esta edad se abre al mundo más allá de la familia. 

En su interior adquirirá una serie de hábitos y mandatos y desplegará el temperamento que traiga. Se debe prestar atención a algunos aspectos  negativos en la educación

Mientras en su vida social caracterizada por el contínuo movimiento deberá explorar el mundo al tiempo que deberá encontrar los límites al toparse con las consecuencias de sus actos.

De la adolescencia se ha escrito tanto, probablemente, por ser una etapa que marca con intensidad a cualquier individuo.

Y es que no solo se producen los consabidos cambios en lo corporal, sino que resultan mucho más determinantes los que se originan en la parte anímica, en el interior de la persona

El momento de vivir experiencias, algo que se traduce en una vida exterior en la que la persona viaja, conoce mundo. También trata de encontrar una pareja y de desarrollarse profesionalmente.

En esta tercera década de vida la persona también mira en su interior, realizando la primera recapitulación y analizando lo que ha aprendido hasta este momento.

Aunque hombres y mujeres viven este periodo de manera diferente, ambos deben enfrentarse a riesgos parecidos.

Más en el mundo que nunca

Este quinto septenio suele ser un tiempo de asentamiento.

Un momento «razonable» en el que la persona digiere las experiencias del periodo anterior.

En los aspectos exteriores la persona se asienta en el trabajo y crea un hogar, tanto en lo físico como en lo sentimental.

Sin embargo, no es un tiempo exento de riesgos de los que habrá que ser consciente para poder afrontarlos y superarlos.


Durante el sexto septenio la persona siente que la pregunta de su vida cambia de ¿Qué tiene la vida para ofrecerme? ¿Qué tengo yo para ofrecerle al mundo?

A partir de este momento en la vida uno es libre de salirse del camino trazado. Si lo hace, habrá de buscar la senda a cada paso pero, a cambio, será dueño de su vida.

El séptimo septenio es un periodo de transformación interna para aquellos que lo elijan. Son aquellos que ante el declinar de sus fuerzas físicas buscan el desarrollo interno y el sentido de vida.

En el octavo septenio se le brinda al hombre la oportunidad de convertirse en un maestro. Es una opción que se puede tomar o permanecer como durmiente el resto de la vida.

De adoptarla se lleva a cabo desde el altruismo abriéndose al mundo, escuchando al otro, teniendo como resultado la conquista de la verdadera libertad.

La persona del noveno septenio tiene al alcance convertirse en el verdadero sabio, aquel que ha aprendido de la propia experiencia.

Esto demostrará que ha ido más allá de lo simplemente aprendido, habiendo sido capaz de armonizar lo que piensa, lo que siente y lo que hace.

Con el deber ya cumplido

Acaba la vida profesional (a los 65 años) y más de los 70 uno puede sentir la libertad de haber cumplido con las expectativas. Por tanto, lo que le queda puede vivirlo como un regalo que puede llenar de libertad y creatividad.

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad