Quinto septenio

Quinto septenio 28 a 35 años

El quinto septenio corresponde de los 28 a los 35 años En este este periodo la persona se suele asentar económicamente y busca la seguridad y el bienestar social. De alguna manera, es la digestión de «las turbulencias» del periodo anterior.

El septenio de la razón y de lo «razonable»

Es el momento en que cada uno se formula la pregunta de:

¿Quién soy?

A lo que se puede responder

Soy aquel que comprende el mundo mediante su razón

Soy todo lo que pueda conquistar y organizar con mi razón.

Según Mathias Wais es el momento de conquistarse un lugar en el mundo mediante la voluntad.  A partir de este momento en la biografía se siente que  la vida está en las manos propias. La juventud ya quedó atrás y la persona trabaja ya desde su identidad y desde su Yo.

Así se comienza a tomarla en serio, dado que la juventud quedó atrás, habiéndose ya formado de una manera completa el “Yo” de la persona.

Dos de las grandes obras de la literatura sitúan a sus personajes en torno al final de este septenio. Así Dante inicia su largo viaje que le llevará por el cielo y el infierno y Goethe establece esa edad como aquella en la que el Doctor Fausto firma su pacto con Mefistófeles.

Momento de fuerza vital

A los 28 años se llega a la máxima fuerza vital y con las mayores fuerzas físicas. De hecho es el periodo en que los deportistas profesionales alcanzan su mayor rendimiento en la mayoría de las disciplinas. Posteriormente comenzará su declive.

Metidos en el mundo y en el materialismo

Es también en que la persona suele estar más vinculado con los asuntos del mundo; por ejemplo, es el momento en que se hipoteca y también el periodo en el que más tiempo dedica a su jornada de trabajo. Se requiere trabajar muchas horas para poder comprarse una casa. Además aparece una necesidad de acaparar y acumular bienes en búsqueda de una aparente seguridad.

Este periodo vital suele coincidir en las personas con un cierto alejamiento de la búsqueda de lo trascendente. En ocasiones la persona expresa que el trabajo no le deja tiempo para otras cosas menos inmediatas.

A nivel sensorial

Este estar en el mundo también se refleja a nivel perceptivo, gozando en esos instantes de la mayor agudeza de los sentidos que se encuentran plenamente desarrollados y todavía no muestran el más mínimo atisbo de degeneración por la edad. Y es que se trata de poder comprender el mundo en todos los aspectos para lo cual debemos encontrarnos en la mejor situación sensorial.

Aprender más acerca del quinto septenio

Los aspectos exteriores

Los riesgos

Cómo afrontar este quinto septenio

Y si quieres saber más de los otros septenios

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad