Afrontar el quinto septenio

El quinto septenio tiene una parte de desarrollo de lo racional y una segunda de integrar en ella toda la parte afectiva. Unir ambas partes corazón y razón es la mejor manera de afrontar el quinto septenio.

Fusión de razón y sentimiento

Rudolf Steiner afirma que en esta fase de la vida se deben unir corazón y razón para que el hombre no se pierda en lo sentimental por una parte o en lo puramente intelectivo por otra. Se requiere pues que corazón y cabeza se integren para continuar con el desarrollo de la persona.

¿Cómo integrar corazón y cabeza?

Conviene dedicar cierto tiempo a algo que no esté relacionado con un aparente beneficio inmediato.

Lo ideal sería buscar algo que equilibre; es decir si prepondera lo mental se deberán trabajar las artes como la pintura o la música, mientras que si una persona se deja arrebatar por lo emocional, el estudio de ciertas disciplinas como la historia o la filosofía pueden resultar un magnífico equilibrio.

Búsqueda de la verdad

Paradójicamente en este septenio, en el que uno tanto se ha sumergido en la materia, aparece una marcada necesidad de buscar la Verdad. Esta camino de indagación continuará desarrollándose en los siguientes septenios

También se reflejan los mandatos que se escucharon durante el segundo septenio.

Puede que reaccione a la contra y del miedo que proyectaba mi madre sobre mi, pase a la temeridad.

Pero, es muy frecuente, en este momento en que se suelen tener los hijos que el temor materno de que me subiera al árbol lo haya heredado, siendo yo ahora el que se lo transmite a mi hijo. Cuantos se repiten la frase de me escucho diciendo a mis hijos las mismas frases que pronunciaba mi madre.

En esta búsqueda de la verdad conviene ser lo suficientemente objetivos para no reaccionar ni en un sentido ni en su opuesto.

Momento de poder ver la biografía completa

Aunque durante el cuarto septenio ya se estaba en condiciones de poder hacer una primera recapitulación, no es hasta haber franqueado la barrera de los 33 años, cuando uno ya se encuentra en la posibilidad de poder vislumbrar toda la biografía personal. Ya no solo lo que se ha vivido, sino también toda la potencialidad de la que se dispone.

Se siente (importante, porque no solo se piensa) que uno se puede situar fuera de su biografía y observarla en su globalidad.

Diferencia entre hombre y mujer a la hora de afrontar el quinto septenio

La integración de cabeza y corazón resulta diferente en el varón y en la mujer.

Aún con todas las limitaciones que conlleva hacer una clasificación tan de grueso trazo se puede decir que

Ellos deberán trabajar más la parte de la emoción, siendo el ámbito familiar un lugar privilegiado para ello, mostrándose como un padre cariñoso y un marido atento.

Mientras que ellas deberán desarrollar su faceta de personas decididas, siendo lo profesional dónde deberán mostrar cómo ambas partes se acoplan. En este caso se trata también de poder ocupar su lugar en el mundo laboral sin tener que perder nada de su alma femenina.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad