Desequilibrios entre el dar y el recibir dentro de la familia

Los desequilibrios entre el dar y el recibir dentro de la familia pueden polarizarse en dos direcciones: sentir que se da más y sentir que toma más de lo que a uno le corresponde.

No existe una forma objetiva de medir este balance, por lo que será la percepción de cada uno lo que se ha de tener en cuenta.

Los sistemas y las relaciones no resisten un exceso de polarización hacia ninguna de las dos direcciones de este desequilibrio.

Sentir que se da más de lo que se toma

El resentimiento

Cuando se tiene la percepción de que uno está dando más de lo que está recibiendo se genera un cierto resquemor. Existe el dicho de que el infierno está lleno de madres abnegadas. Es decir, aquellas que sienten que sus hijos no han hecho lo que ellas por ellos pueden albergar sentimientos que les hacen vivir con un enorme dolor interno.

Sentir que se toma más de lo que se recibe

La culpa

Cuando una persona siente que está recibiendo más allá de lo que dio se puede generar un sentimiento de culpa.

En muchas ocasiones y en relaciones esta cual puede ser un sentimiento de muy difícil convivencia. Esta emoción se encuentra detrás de muchas rupturas de pareja. Uno de los miembros no aguanta que a otra persona le haya estado dando más de lo que él creía merecer y ha generado en su interior una deuda que no ha podido resarcir, decidiendo romper esa relación. Es el caso en que un miembro de la pareja decide dejar esa relación y la otra persona comenta estupefacta “con lo que yo había hecho por esta persona….”

Acompañar desde el coaching los desequilibrios entre el dar y el recibir dentro de la familia

Desde el coaching se pueden limitar los efectos que tienen la culpa y el resentimiento que produce la ira.

La culpa desde el coaching

La primera es un sentimiento que puede invadir a la persona. Esta emoción parte del reconocimiento de una acción que no se ha realizado como uno hubiese querido hacerlo en la actualidad. Sin embargo, sentir culpa suele llevar a la persona a la parálisis y hasta a cierto masoquismo. Esto le aleja de poder reestablecer el equilibrio que no le fue posible encontrar en el pasado.

El coach puede acompañar a la persona a que tome conciencia de que en ese momento no poseía los recursos que tiene ahora a su disposición. De hecho, este sentimiento de culpa se debe a que la persona no se encuentra ya en el mismo lugar que cuando ocurrió. Ha evolucionado y es lo primero que se puede celebrar. Además puede buscar una manera de poder resarcir el daño que hiciese y tratar de acompañarle a ponerlo en acción.

El resentimiento desde el coaching

El resentimiento genera ira que es una emoción incómoda de vivir y que puede invadir a la totalidad de la persona, condicionando su comportamiento, Se muestra rabia hacia personas que no tienen nada que ver con aquellas que originaron la rabia.

Poder contemplar desde fuera como fueron las cosas, tomar distancia y poder acogerlas tal y como fueron es una de las claves del trabajo biográfico. Acompañado por un coach biográfico la persona puede observar su vida y agradecer que hoy no sería lo que es, sino fuera por lo que vivió antes. Reconciliándose así con su biografía.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad