Seis pasos para poder afrontar un problema o una situación

Seis pasos para poder afrontar un problema o una situación

Aquí presentamos seis prácticos pasos basados en los aportados por Vera Klein para poder afrontar de forma ordenada un problema, un enredo o una situación complicada.

Bien porque nos impliquen un alto contenido emocional, bien porque sean recurrentes a veces determinadas situaciones se enmarañan y puede que nos falten los recursos que las clarifiquen. Encontrar un proceso que ponga orden puede ser una forma de ir encontrando la forma de afrontarlo puede resultarnos de gran utilidad:

Los seis pasos

1. Distanciar el problema y distanciarse del problema

Lo primero que requiere cualquier asunto es tomar la posibilidad de detenerse y poder observar lo que “nos está pasando”. Para lo que se puede mirar aquello que está ocurriendo de una manera fenomenológica.

Esto es, los acontecimientos tratando de separar lo que son los hechos de lo que es la valoración de los mismos.

¿Qué me lleva a pensar todo esto?
¿Qué siento?

Poder detenerse a mirar cuales son las emociones que me ha despertado y nombrarlas.

2. Ver y reconocer mis comportamientos inconscientes

Identificar bajo que patrones he actuado

¿Cuáles han sido los mandatos que he cumplido y las creencias?

He actuado

¿Cómo quería?,

¿Cómo “tenía que actuar”?

o ¿Cómo “había que actuar”?

¿He seguido un guion de vida?
¿Desde que personaje o he hecho?
Me he identificado con el comportamiento de mi niño interior

¿Qué edad tenía el niño desde el que he actuado?

¿Ha habido un rol?

¿de víctima?,

¿de agresor?

¿de salvador?

3. ¿Qué de todo esos comportamientos inconscientes puedo dejar atrás?

¿Puedo abandonar algunos de mis personajes?

¿Puedo dejar de jugar alguno de esos roles?

¿Desde que voz estoy hablando?

Desde

la mía individual,

la del sistema que quiere protegerse

aquello que quiere aparecer

4. ¿Dónde puedo encontrar la libertad para ir hacia algo nuevo?

¿Qué posibilidades nuevas manejo?

¿Qué oportunidades se me abren?

¿Qué ideas realizables o locas se me ocurren?

¿Qué puedo alcanzar y qué no?

¿Qué novedades puedo incorporar?
¿Qué leo que los tiempos futuros requieren?

5.¿Cuál es mi libre elección?

¿Qué elijo libremente, que puedo hacer?

No someterme a lo anterior, a lo familiar a lo emocional (miedo o rabia) a lo temerario, a lo sin sentido para mi, etc.

6. Llegar la acción correcta

La intención sin acción es pura ilusión

Cualquier camino que no acaba en una determinación concreta no ha finalizado

Ha de ser un motivo de trabajo para poder

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad