Para qué sirve el coaching

Antes de comenzar un proceso de coaching se debería saber para qué sirve el coaching. Más allá de que esté de moda, es conveniente saber lo que se podrá obtener.

Cada vez son más las personas que demandan volver a encontrar sentido a su vida, algo que ya adelantaba el psiquiatra judío Viktor Frankl en 1946 al publicar su libro «El hombre en busca de sentido».

No solo se quiere entender, sino que además se trata de poder alcanzar los objetivos que uno se propone.

Marcarse un objetivo y tratar de alcanzarlo

Las personas que se marcan objetivos son capaces de lograr muchos más logros que aquellos que transitan por la vida sin rumbo y que pueden llegar a ser como un barco a la deriva, tal y como se muestra en la imagen que acompaña este artículo.

Cuando una persona cuenta con una meta concreta, toda su mente, la parte consciente y la inconsciente se pueden focalizar en alcanzarla y así encontrará muchos más recursos internos para lograrla.

¿Cómo debe ser ese objetivo para qué sirva el coaching?

El coaching sirve para alcanzar objetivos propuestos, pero estos deben contar con una serie de características en lo que se ha dado en denominar con las siglas inglesas de SMARTER

Objetivo SMARTER

S Specific, Específico

El objetivo ha de ser concreto y sin posibilidad de que existan diferentes interpretaciones. Conviene que queden delimitadas las personas que están implicadas en el objetivo y las que no.

También el lugar físico donde se quiere lograr.

También se trata de establecer el cómo se va a lograr, cuáles son los medios para que no justifiquen los fines…

M Medible

Un logro ha de ser medible a fin de que pueda ser evaluado en su cumplimiento.

El mundo empresarial que está basado en el rendimiento y muy centrado en objetivos, estableció ya hace décadas los famosos KPI, indicador clave o medidor de desempeño o indicador clave de rendimiento, que miden el cumplimiento de un objetivo de manera parcial.

En el caso de un objetivo personal o profesional debe quedar muy claro cuáles serán las claves que permitan identificar la consecución de este. Para ser lo más preciso posible puede resultar de ayuda el fijar porcentajes de logro, cifras concretas, costes, presupuestos, etc.

A Alcanzable

Los objetivos deben ser eso, objetivos, ni sueños, ni ideales o utopías.

El no poder alcanzar un objetivo puede conllevar frustración, y cuando esto ocurre se debe observar cuales son las capacidades reales.

Para que algo resulte alcanzable es útil conocer no solo el comienzo y el final, sino también el camino y las etapas que hay que atravesar. ¿Qué obstáculos pueden aparecer en el camino?

¿Existen posibilidades reales de éxito? ¿Son suficientes los medios con los que se cuenta? ¿Se pueden obtener nuevos medios y capacidades?

Hay que tener todos estos aspectos en cuenta, sin que un estudio demasiado pormenorizado lleve a la persona a la inactividad en lo que se ha dado en llamar parálisis por análisis.

R Retador

Un objetivo profesional y mucho más uno personal o vital ha de implicar los mejores recursos de las personas. Es evidente que si alguien elige trabajar con un coach para lograr algo, es porque le implica un esfuerzo y puede requerir de un impulso.

T Temporalizado

El logro que uno se haya propuesto ha de lograrse alcanzar en un determinado periodo de tiempo que ha de quedar prefijado desde el momento en que uno se marca alcanzarlo, si es posible con una fecha lo más concreta posible.

De nada sirve que uno marque parámetros de cumplimiento de un objetivo si no fija cuál es el periodo o periodos de tiempo que tiene para llegar a alcanzarlo. A veces, se pueden fijar plazos de cumplimiento de objetivos parciales o de etapas. En ocasiones la primera fecha a marcar es la del inicio del proceso.

E Ecológico

Siempre se debe tener en cuenta que otros ámbitos de la vida y qué personas, más o menos cercanas se pueden ver afectadas por la consecución de un objetivo. Saber si es legal y ético. Se pierde algo por conseguirlo. Lograr el empleo soñado puede ser un éxito, pero que le limita a uno el tiempo con la familia o para dedicarle a sus aficiones.

R Recompensa

Toda consecución de un objetivo ha de tener una clara recompensa para la persona que se lo plantea. Además el balance costo beneficio debe verse claramente desplazado hacia el segundo.

Ocurre que de manera inconsciente la persona conoce el precio a pagar por el logro de aquello que había deseado. Si ese coste resulta muy alto puede que, incluso, una parte de ella esté boicoteando ese logro.

De forma similar, el conseguir algo puede implicar la renuncia a un beneficio del que se disfrutaba en el momento actual y si este no es compensado por la recompensa que se ha obtenido, tampoco será fácil poner «toda la carne en el asador» para alcanzar aquello que la persona se había propuesto.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad