Meditación Rosacruz

La meditación Rosacruz fue descrita por Steiner en su libro de la Ciencia Oculta. Consiste en crear una serie de imágenes en el alma relacionarse con ellas hasta dejar que nos transformen.

La Meditación Rosacruz en sí

Formación de la imagen

Vamos a construir dos imágenes que iremos moviendo.

Rosa y ser humano

Imaginamos un rosa que echa raíces y de la que va saliendo hoja por hoja hasta llegar a la floración.

Nos formamos ahora en nuestra mente la representación de un ser humano.

Este posee una serie de cualidades diferentes, que comparadas con la planta pueden ser consideradas como más perfecta: puede moverse de un lado para otro con sus sentimientos y con su voluntad, mientras que la planta queda arraigada y no puede moverse.

Pero, contemplado de otra forma la planta es más perfecta que el hombre, ya que no alberga pasiones, y deseos que hacen encaminar su conducta a extravíos y errores.

Ella crece según los principios de orden y se abre mostrándole al sol toda su belleza con absoluta generosidad pero sin la posibilidad de no poder hacerlo.

Es como si el hombre, para alcanzar cierta perfección, haya tenido que pagar con tener que convivir con esos instintos y apetitos que pueden condicionar su conducta

Representación de la savia y la sangre

Ahora visualizo como la savia recorre por la planta de abajo a arriba.

Esta savia es la expresión pura de la leyes del crecimiento

Luego imagino como la sangre recorre por todo el cuerpo y como en ella se expresan los apetitos, pasiones e instintos.

Dejo que todo esto surja en mi alma como un pensamiento vívido

Empiezo a formar la imagen de cómo el hombre es capaz de evolucionar y así puede purificar sus pasiones e instintos. y que haciéndolo es capaz de superar su parte más inferior

Vuelvo a evocar la imagen de la rosa

Me concentro para tomar conciencia de como se ha trasmutado el verde de la savia de la hoja en el rojo del pétalo sin haber tenido que romper las leyes perfectas de la naturaleza.

Transito imaginativamente del verde de la hoja al rojo del pétalo. Cuando lo he convertido en vivo, vuelvo a crear la imagen de la planta perfecta en la naturaleza que se muestra en el verde de la savia y en el rojo de la sangre que es aquello que representa la capacidad del ser humano para superar sus pasiones inferiores e instintos.

Traigo los sentimientos de felicidad por las capacidades del ser humano

Trato de identificar el rojo con la superación de esas pasiones. Con la respiración voy dejándome invadir por ese rojo permitiendo que afloren sentimientos:

Venero la perfección del crecimiento en la planta y admiro la capacidad del ser humano para evolucionar y superar sus imperfecciones.

Despierto en mi un sentimiento de bienaventuranza por ser hombre, por disponer de la capacidad de evolucionar y me sumerjo en esa felicidad dejando que invada y se extienda por todo mi ser.

Transformación de la imagen de la rosa en la Rosacruz

Creación del símbolo

Vamos a crear el símbolo de una cruz negra y concentrarnos en el lugar donde se cruzan los dos brazos. Lo contemplamos como el lugar de encuentro donde es posible superar los instintos y las pasiones humanas.

En ese punto de encuentro entre lo divino y lo humano aparece un círculo de siete rosas.

Dejamos que esta imagen aparezca en nosotros y que vaya desplegándose por nuestro cuerpo y nuestra alma, trayéndola primero mentalmente para, posteriormente, relacionarnos con ella.

Se debe tratar de alejar ahora cualquier otra imagen, intentando que sea la imagen de la cruz y sus siete rosas la que quede en nosotros.

Tratamos de retomar el sentimiento que apareció cuando contemplamos el verde de la savia convertido en el rojo de la sangre, la hoja metamorfoseada en pétalo, las pasiones humanas superadas.

Lo respiramos y tratamos de mantenernos en la imagen y en el sentimiento despertado.

Si aparecen pensamientos los dejamos pasar y tratamos de volver a la imagen de la Rosacruz.

Finalmente, se trata de grabar esta imagen en el alma y que permanezca viva en nosotros para que sea algo que pueda transformar nuestras pasiones, nuestras reacciones no controladas que puedan herir a las personas que nos rodean.

Practicar con nosotros

La mejor manera de aprender a meditar es meditando

Por ello, te ofrecemos nuestro espacio.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad