Los temperamentos y el coaching biográfico

Al plantearse la relación de los temperamentos y el coaching biográfico puede resultar de ayuda definir el concepto:

La palabra temperamento proviene del latín temperamentum que significa medida otros autores lo relacionan con la palabra temperare, que expresa el concepto de mezclar.

Se puede definir, por tanto temperamento, como la forma habitual que posee un individuo para relacionarse con su entorno; es decir, en ausencia de estímulos fuertes o constantes.

El temperamento queda en el interior de cada individuo y pueden condicionar su manera de relacionarse con el mundo si no se trabajan.

Los temperamentos no se encuentran puros en una persona

El conocimiento del hombre individual no se puede restringir a una clasificación como ya se ha dicho.

Cada ser humano es una especie en sí mismo.

Por lo tanto, y aunque se van a describir los temperamentos aislados y la combinación de ellos en parejas, esto solo debe ser considerado como un arquetipo que puede ayudar, pero que nunca debe limitar la percepción que se puede tener de la persona que se tiene enfrente.

Trabajar con los temperamentos en coaching biográfico

¿Para qué sirve el conocimiento de los temperamentos en el coaching biográfico?

Obviamente poco hay tan alejado como la idea de la idea del caoching como el hecho de poder etiquetar a una persona. Por ello, esa nunca sería la utilidad de asociar un temperamento. Además se debe contemplar a este como una predisposición que tiene la persona, nunca como algo que la determina.

Observar heridas en el niño interior de cada uno

Los temperamentos se desarrollan y condicionan especialmente el segundo septenio de la vida de una persona. En esos momentos no se tiene la personalidad o el carácter tan desarrollados como para poder sobreponerse a la predisposición que le marque el temperamento o la combinación de ellos. Esto hace que si en esa época de la vida si, por ejemplo, se ha exigido a un niño melancólico hacer de líder o a un niño colérico tener paciencia y esto no se ha hecho de una manera cuidadosa, sino de una manera brusca, el niño ha podido desarrollar alguna herida interna que le está impidiendo alcanzar las metas que como adulto se propone.

Acompañar en el desarrollo del adulto

Para desarrollar el máximo potencial de los temperamentos una persona debe ser capaz de lograr el máximo potencial de las virtudes de su temperamento y sobreponerse a las limitaciones que este pudiera marcarle.

Como todo lo que se lleva a cabo desde el coaching biográfico se trata de trabajar con las potencialidades de las que se dispone, más que desde las carencias que se padecen.

Trabajarlo en el mundo de las organizaciones

La combinación adecuada de personas con diferentes temperamentos resulta imprescindible en los equipos. Para ello, en arketipia te ofrecemos herramientas que te ayuden a encontrar el necesario equilibrio en todo grupo de personas que quieren tener un mismo objetivo y una alta eficacia.

Si quieres trabajar los temperamentos a nivel de coaching contacta con nosotros.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad