El coaching biográfico es asombrarse de la propia vida

El material que emplea el coaching biográfico es la propia vida. Se observa la propia biografía, pero no desde lo ya sabido sino desde el asombro.

Rudolf Steiner describió en sus escritos acerca de los septenios y de las leyes que se cumplían en una biografía. Pero la mayor contribución del filósofo austriaco consistió en su Teoría del conocimiento, su gnoseología.

Teoría del conocimiento

Los tres pasos en la gnoseología

Esta teoría del conocimiento describe los diferentes pasos para entrar en contacto con el mundo:

1. Experiencia sensorial

Mediante nuestros sentidos entramos en contacto con el mundo generando una interacción, una experiencia

2. Pensamiento como unión pensamiento-concepto

Posteriormente, buscamos en nuestro interior, (mente, alma o como se quiera identificar) un concepto ya conocido que pueda identificar a esa experiencia llevada a cabo por nuestros sentidos. Algo que se lleva a cabo mediante nuestro pensar.

3. La representación como fruto de este proceso

El fruto de la unión de la experiencia con el concepto creará una representación que será la que quede fijada en nuestra mente.

La representación es lo que queda

A partir de ese momento, cada vez que tratemos de recordar la primera experiencia a lo que tendremos acceso será a nuestras representaciones, no a esta en sí. Es decir, contactaremos con nuestro mapa.

De esta manera, y debido a que resulta más sencillo a lo conocido que tener la experiencia de conocimiento recurriremos a la representación, esto es lo que se puede denominar conciencia cotidiana.

Crear nuevas representaciones

Una vida resulta mucho más rica si no vivimos con nuestras representaciones ya creadas, sino que tratamos de crearlas en todas las ocasiones que podamos. No vivimos de prejuicios, sino que nos dejamos sorprender a cada instante.

El asombro, la señal, el indicador de un acto de conocimiento

En la actividad diaria resulta difícil saber cuando estamos en una nueva experiencia de conocimiento o cuando, de forma más o menos consciente, estamos recurriendo a relacionar conocimientos ya existentes en nosotros.

El asombro puede ser uno de los mejores indicadores de estar teniendo un conocimiento nuevo. Algo de lo que nos damos cuenta, que pensamos y que no estaba hasta ahora dentro de nosotros. Esto puede ser un árbol de nuestra calle en el que nunca habíamos reparado. O aquel compañero, compañera, que nunca nos había llamado la atención y que puede estar a punto de convertirse en una relación que defina mi vida.

La experiencia pura

Diferir el momento entre la experiencia sensorial y la conceptualización de esta puede permitir ratos de “paseo por el territorio”.

Esta habilidad se puede despertar mediante ejercicios sensoriales que permitan entrar en contacto con el mundo, no desde lo aprendido, sino desde el asombro.

Este aprendizaje no debe ser desde lo conceptual, no es un tema para ser pensado, sino para ser experimentado y vivido.

Esta experiencia de asombro posibilita una nueva forma de relacionarse con los demás y con uno mismo

¿Cuántas veces nos relacionamos con otras personas no desde lo que está sucediendo en este momento o de lo que nos está contando aquí y ahora, sino desde las representaciones que tenemos de lo que nos va a decir?

¿Con qué frecuencia estamos elaborando la respuesta a lo que nos está diciendo, no escuchando, sino por la imagen que tenemos distorsionada por nosotros de lo que esperábamos que iba a contar?

Y, ¿si fuera posible tener un diálogo verdaderamente novedoso, donde cada palabra, cada idea que nos regalara el otro generara un verdadero asombro? ¿Una nueva experiencia?

Con perseverancia, se puede ejercitar el abandonar nuestros juicios y prejuicios y abrirse a una escucha generativa.

El asombro en el coaching

El hecho de contarle a un coach una experiencia vivida y que este “se haga de nuevas”, muestre interés, puede llevarte a no relacionarte con el hecho narrado desde las representaciones, sino que, al elaborarlo de nuevo, puedes encontrar asombros que despierten nuevas posibilidades.

Es una nueva manera de relacionarse con lo vivido, que posibilita encontrar palancas de cambio para el futuro.

Para tu coach siempre será nuevo

Aquello que le cuentas a un coach, él, probablemente no lo conoce. Mostrará un nuevo interés algo que puede llevarte a que no trates de hablar de tu vida con los juicios ya hechos, ni a través de las representaciones.

Asombro en el pasado, presente y futuro

El asombro generado por el interés del coach biográfico en tu vida que puede hacer:

observar perspectivas nuevas de lo que aconteció

abrir posibilidades de interpretación del presente y de los nudos que puedan existir en él

crear un futuro con ideas creativas y no con ideas, creencias y mandatos antiguos.

El coaching biográfico, un nuevo tipo de coaching

Si quieres tener una experiencia de coaching de esta manera contacta con nosotros

Podrás ver la cantidad de acontecimientos que has vivido y que te han traído las claves para tu futuro.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad