En este artículo te compartimos algunas de nuestras acciones prácticas para poder llevar una sesión de coaching telemática. Estés en el lado de abrir el tu vida o de acogerla, pueden resultar útiles.

En otro artículo ya pudiste ver lo que puede interferir una comunicación por Internet.

Disposición ideal para realizar una sesión de coaching por Internet

Se requiere un esfuerzo para poder comunicarnos de una manera consciente por ordenador y mediante Internet.

Aquí te comentamos algunas de los ejercicios o prácticas que hacemos en Coachingbiográfico.es y que te invitamos a hacer antes, durante y después de cualquier sesión de coaching o conversación profunda mediante una plataforma digital.

Prepararse unos minutos antes

Tratar de no llegar apurado de tiempo a la conversación. Interrumpir la actividad que se venía realizando un tiempo antes. No empalmar nuestro trabajo profesional en el ordenador con un momento en el que vamos a abrir nuestro corazón a nuestra vida o a la de otras personas.

Usa tus trucos

Cada maestrillo tiene su librillo” Hay a quien le ayuda hacer unas respiraciones abdominales profundas, quien se pone música, o practica alguna postura de Chi-kung o yoga. Otros encienden una vela o un incienso que mantienen prendida durante todo el tiempo que dura la sesión o se ponen una música relajante antes de entrar,

También puede ser de ayuda el situar una planta cerca del ordenador que compense con cierta vida lo inerte de la tecnología. O rodear a la máquina de algo de arte o de belleza.

Lo dicho cada maestrillo

Sea lo que sea, siempre es bueno emplear algún anclaje que posibilite conectarnos con nosotros mismos y abrir nuestra consciencia.

Cada encuentro es nuevo

Cada encuentro es nuevo, idea que sirve tanto para encuentros presenciales como para los telemáticos.

Aunque lleve un proceso ya con muchas sesiones con esa misma persona ni ella es la misma ni yo soy el mismo desde la última vez que hablamos, aunque apenas hayan transcurrido unos días.

Agradecer

El agradecimiento de corazón predispone a nuestra alma a acoger lo que vaya a darse en el encuentro con la otra persona y nos hace estar en la mejor versión de nosotros mismos.

Agradecer al otro que nos está abriendo su corazón, su escucha y su vida y dándonos la oportunidad de acompañarle.

Agradecer a Internet, a la plataforma que estemos usando para la comunicación e, incluso, a nuestro ordenador al que, a lo mejor en más de una ocasión hemos «insultado» por quedarse colgado o ralentizarse.

Agradecernos a nosotros mismos, a nuestra predisposición a nuestro esfuerzo por formarnos, aprender y desarrollarnos y nuestra entrega hacia el otro y a las ganas de seguir adelante.

Tomar conciencia del encuentro

Sea de la manera en que me conecte lo que es cierto es que me voy a encontrar de una manera profunda con otro ser humano y ese encuentro debería ser de Yo profundo a Yo profundo.

Durante el diálogo y, precisamente por no estar en presencia física, se debe extremar la atención.

El ordenador deforma la voz, sin embargo aunque esta no sea 100% idéntica a la «en vivo», se pueden observar los cambios de tono de voz, de velocidad, de volumen, etc.

Además los movimientos de cabeza, hacia dónde dirige la mirada cuando dice determinadas cosas, etc. nos puede aportar valiosa información más allá del contenido de sus palabras.

Tras el encuentro

Se debe tener en cuenta que un encuentro por plataforma ya sea zoom, skype, meet, teams o la que sea, resulta mucho más cansado que si hubiese sido presencial, incluso que si se hubiese limitado a la voz, como en el caso de una llamada telefónica.

Por eso se requerirá un cierto tiempo de descanso antes de volver a la actividad ya sea tener otra entrevista u otro tipo de trabajo.

Conviene cerrar con un pequeño acto de agradecimiento hacia lo vivido y simbolizarlo con un pequeño rito, ya sea con el simple apagado de vela, una postura meditativa, una oración, un poema, o unas palabras dichas con conciencia.

Puede ser necesario realizar algunas respiraciones profundas que nos vuelvan a traer de vuelta a la habitación en la que estamos sentados y nos hagan «salir del ordenador».

También se debe tener en cuenta que en el diálogo se han podido agitar muchas emociones, pensamientos, se han removido recuerdos, se han estimulado acciones a realizar. Y todo eso se ha llevado a cabo desde la quietud de sentado. Por tanto, y con el fin de compensar movimiento externo e interno conviene realizar algún tipo de ejercicio.

Con esto se trata de poder compensar aquello que no da lo presencial pero que puede ser armonizado por la mayor toma de conciencia.

En coaching biográfico

  • Queremos ser conscientes de estos tiempos que nos ha tocado vivir y de los que tenemos que aprender.
  • Y responder desde nuestros compromisos

Categories:

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad